texto imágenes
Diputació-Roger de Llúria
19 de julio de 1936. Guardias de Asalto parapetados tras una barricada de caballos muertos. Foto: APV 2009 (Procedencia: Agustí Centelles-VEGAP-CDMH)
Diputació, esq. Roger de Llúria
19 de julio de 1936. Guardias de Asalto parapetados tras una barricada de caballos muertos. Foto: APV 2009 (Procedencia: Agustí Centelles-VEGAP-CDMH)
Rambla de Santa Mònica, Barcelona
20 julio 1936. Francisco y Joaquin Ascaso, con otros milicianos, minutos antes de entrar en combate. Francisco murió 20 minutos después de tomarse la foto. Foto: APV 2009 (Procedencia: Agustí Centelles-VEGAP-CDMH)
Rambla de Santa Mònica, Barcelona
20 julio 1936. Francisco y Joaquin Ascaso, con otros milicianos, minutos antes de entrar en combate. Francisco murió 20 minutos después de tomarse la foto. Foto: APV 2009 (Procedencia: Agustí Centelles-VEGAP-CDMH)

Forats de Bala

Instalación patrocinada por el Memorial Democràtic-Generalitat de Catalunya, y Arts Santa Mònica, que coincidió con la exposición Agustí Centelles: El camp de concentració de Bram en Arts Santa Mònica.
Dos piezas: 3x2x60cm y 2,50x1,80x60cm
Octubre 2009 – Enero 2010

Forats de Bala fue una instalación fotográfica realizada con dos imágenes de Agustí Centelles, obtenidas durante sublevación militar contra la República en Barcelona (18-19 de julio 1936), que desembocó en la Guerra Civil Española.

Las fotografías, en su entorno, permitieron ocupar por unos instantes las mismas coordenadas desde las que el fotógrafo accionó el obturador. Desde ahí, se pudo asistir a la percepción que tenía Centelles de los acontecimientos, mientras estos se producían, y como se aproximaba a ellos para explicárselos y, así, transmitirlos.

Las fotografías de Agustí Centelles fueron tomadas durante un instante de cambio. La Guerra Civil era aun una insurrección militar y Centelles un foto-periodista sumido en una metamorfosis de la que, en pocas horas, saldría un fotógrafo de guerra. Esta transfiguración no se paró aquí. Le hizo pasar por diversos estados: fotógrafo exiliado, fotógrafo preso, fotógrafo represaliado, fotógrafo industrial y publicitario y, finalmente, Premio Nacional de Bellas Artes. El día en que se desencadenó este proceso fisiológico, Centelles realizó algunas de las imágenes que hoy forman el imaginario colectivo que tenemos de aquellos hechos.

La primera pieza estuvo emplazada en la esquina de la calle Diputació con Roger de Llúria. Centelles realizó allí veinte fotografías. Fruto de esa exhaustividad, fue una de sus imágenes más emblemáticas: una foto que muchos reconocen cuando decimos la de los caballos. La foto ubicada a su lugar, indica que el fotógrafo estaba en medio de la calle. Un lugar nada seguro, si la imagen hubiera sido tomada durante la lucha. De esta manera, el observador descubre que los agentes posaron para el fotógrafo, en un momento en que no había combate.

La segunda pieza se emplazó en la Rambla de Santa Mònica. Allí Centelles fotografió al líder anarquista Francisco Ascaso poco antes de morir, durante el asalto final al cuartel de Drassanes el 20 de julio de 1936. Durante ese ataque, Ascaso resultaría muerto. De la foto de Centelles, no queda ni el negativo. Actualmente, sólo permanecen en su lugar los edificios de la derecha y algunos árboles. Centelles había fotografiado un paisaje a punto de desaparecer.

Créditos
Dirección: Ricard Martínez
Producción: Jaume Edo, Montse Herrera y Olga Marin

Agradecimientos
Sergi y Octavi Centelles – Arxiu Centelles

Mas info

Video